Reforma de un piso con ventanas Passivhaus. Un testimonio real de confort, salud, ahorro y calidad de vida

Cada vez, más familias toman conciencia de la importancia de vivir en un hogar eficiente, saludable y confortable. Un hogar hermético, capaz de procurar una renovación continua del aire filtrando las impurezas, eliminando las humedades y reduciendo la suciedad y aislado de las temperaturas extremas y de los molestos e insanos ruidos del exterior.

Eso es el Passivhaus. Eficiencia, salud y confort. Y, aunque muchos creen que es sólo una nueva forma de construir, es también la mejor opción para reformas y rehabilitaciones. Hoy es posible reformar un viejo piso aplicando el estándar Passivhaus e incluso obtener el certificado EnerPHit para disfrutar de la mejor calidad de vida. La calidad Passivhaus.

Pero no queremos ser nosotros quienes os lo expliquemos. Porque no va a tener el mismo valor que si nos cuenta su experiencia una familia que decidió apostar por la reforma Passivhaus de su vivienda hace cuatro años. Hoy, hablamos con Alicia Moreno, propietaria de un piso reformado bajo el estándar Passivhaus y equipado con nuestras ventanas de PVC passivhaus Ecoven plus s82.

 

, Reforma de un piso con ventanas Passivhaus. Un testimonio real de confort, salud, ahorro y calidad de vida

 

Aislamiento acústico, ausencia de malos olores y humedades

EP / Buenos días, Alicia, y muchas gracias por tu tiempo. Para empezar, ¿conocíais el estándar Passivhaus antes de decidir reformar vuestro piso?

A / Sí, había oído hablar algo sobre las viviendas Passivhaus. Sobre todo, el tema del confort. Tenía la idea de que en las viviendas Passivhaus se vive de una manera mucho más confortable. A partir de ahí, al pensar en reformar este piso, nos empezamos a informar un poco más. Empezamos a descubrir que el ahorro era muy importante, que mejoraba mucho la calidad de vida… y, ya que íbamos a reformar integralmente el piso, consideramos que era la mejor opción con una inversión sólo un poco mayor. Que, en realidad, no había otra. Buscamos la mejor opción para mi familia. Y tuvimos claro que tenía que ser Passivhaus.

EP / ¿Lleváis ya unos años viviendo aquí, verdad? ¿Cómo definirías vuestra experiencia con el Passivhaus? ¿Notáis mucha diferencia con vuestra vivienda anterior?

A / Llevamos unos cuatro años ya viviendo en este piso. No es un mes, es mucho tiempo y ya tenemos una opinión bien fundamentada. Y es muy, muy positiva. Por ejemplo, con los ruidos. Tengo dos niños y, obviamente, dan más guerra que los adultos. Y preguntando a los vecinos si les molestamos, si oyen a mis hijos jugando o gritando, me dicen que no. Ni ellos a nosotros, ni nosotros a ellos. Yo no oigo para nada a mis vecinos. Se nota que tanto las ventanas como los techos y paredes son muy aislantes. Y, fíjate, ya ves que estamos al lado de las torres de las iglesias de Logroño. Pues con las ventanas cerradas te aseguro que no se oyen las campanas. No nos enteramos que están tocando.

Otra diferencia fundamental, con la humedad y los olores. Yo tiendo la ropa dentro de casa y no noto humedad. No huele a humedad dentro de casa. En comparación con la anterior vivienda en la que estuvimos, si teníamos las sábanas dentro de casa porque fuera llovía no se secaban nunca, enseguida olía a moho… Ahora toda, toda la ropa la seco dentro de casa. Se seca rapidísimo y nunca, nunca he olido a moho. Algo que para mí es importantísimo, porque teniendo niños se ponen muchas lavadoras continuamente. Y los olores dentro de una casa son algo muy relevante. Yo no abro las ventanas para nada. Alguna vez sí, pero pocas veces. La renovación del aire es automática. Sobre todo al principio, para comprobarlo, cuando venía a casa alguien de confianza le preguntaba si notaban olor a cerrado. Y siempre me han dicho que no, para nada.

 

, Reforma de un piso con ventanas Passivhaus. Un testimonio real de confort, salud, ahorro y calidad de vida

 

Ventanas de PVC Passivhaus Ecoven plus: ahorro y confort térmico

EP / ¿También notáis mucha diferencia a nivel económico?

A / A nivel económico hay un gran ahorro. Se nota muy poco gasto. Y es que realmente usamos muy poco la calefacción y el aire acondicionado. Por ejemplo, el verano pasado hubo días de mucho calor, hasta 43º, y sí que pusimos el aire acondicionado pero en algunos momentos muy puntuales. No hemos gastado nada. En el anterior piso que vivíamos, recuerdo facturas de a lo mejor 300 euros. En un piso de 80 m2. Claro, ahí se iba todo el calor por las ventanas viejas, por las paredes…

EP / ¿Y cuál es tu opinión sobre las ventanas Ecoven plus? A menudo, nos encontramos que a mucha gente le sorprenden las ventanas de PVC passivhaus porque sólo conocen sistemas viejos de aluminio.

A / Es mi caso, me sorprendieron mucho porque no había conocido hasta ahora ventanas como éstas, con triple vidrio y tan sólidas. Sobre todo, por la ausencia de ruidos, como te decía. Y el calor, que no se escapa. En el anterior piso, y eso que era bastante más pequeño [80 m2 frente a los 115 m2 actuales], en cuanto apagabas la calefacción se notaba que empezabas a perder temperatura. Teníamos que tener la calefacción puesta incluso por la noche. Había días que aún así pasabas frío. Días de invierno de -4º, -3º, se pasaba frío aún teniendo la calefacción puesta. Y ahora no es así. Sé que es difícil de creer si no lo vives, pero el cambio es radical. Ahora basta con poner la calefacción algún rato y es suficiente, porque el calor no se escapa. En invierno no se escapa y en verano no entra. Y eso que al ser tan luminoso en verano lo normal sería tener unas temperaturas muy altas, pero nada de eso.

 

, Reforma de un piso con ventanas Passivhaus. Un testimonio real de confort, salud, ahorro y calidad de vida

 

Eliminación de alérgenos, reducción de polvo y suciedad, calidad de vida

EP. ¿Algún otro detalle que te resulte importante en el día a día?

A. Sí, el tema del polvo y de las alergias. Me dan alergia el polen y las gramíneas y te lo puedo asegurar: dentro de casa no estornudo, no noto nada de alergia. Salgo a la calle y al revés, todo el rato estornudando. Y en el anterior piso también lo notaba. Ahora, sin embargo, dentro de casa me encuentro genial. Y la cantidad de polvo, lo mismo; ni comparación con el del piso anterior. Aquí no entra el mismo polvo.

EP. Y ya para terminar, que no queremos quitarte más tiempo. Si tuvieses que cambiar de piso o de vivienda, ¿volverías a elegir Passivhaus?

A. Ahora no concibo otra opción. Haciendo la comparativa con viviendas de familiares y amigas que no siguen el estándar Passivhaus, no tienen nada que ver. Nada, nada que ver. Tanto las que se han comprado una vivienda nueva como las que han hecho reforma. Entras y en invierno se nota frío, en verano se nota mucho calor… No hay esa sensación de confort que noto en la mía durante todo el año. Es que incluso estas noches de junio que ha hecho bastante fresco, hablaba con mi padre y me decía que siguen durmiendo con manta. Y nosotros, con sábanas de verano. Es increíble. Una vez he probado el Passivhaus, una vez lo he experimentado, no concibo la vida de otra manera.

 

, Reforma de un piso con ventanas Passivhaus. Un testimonio real de confort, salud, ahorro y calidad de vida

 

Reforma bajo estándar Passivhaus

Proyecto: reforma de vivienda en el Casco Antiguo de Logroño

Reforma Passivhaus: Grupo Zorzano

Carpintería exterior: ventanas de PVC passivhaus Ecoven plus s82



¿Quieres información personalizada y un presupuesto? ¡Contacta con nosotros!

Si quieres contactar con nosotros y recibir información sobre nuestros productos y cómo se pueden adaptar a lo que tú necesitas, deja tus datos aquí y te respondemos lo antes posible:



Comentarios

No hay comentarios sobre este post. Sé el primero en dejar el tuyo.

Deja un comentario