Ventanas de PVC o aluminio. ¿Cuál elegir y por qué?

Es la gran duda. La gran pregunta. Ventanas de PVC o ventanas de aluminio. ¿Cuál es mejor? ¿Cuál debo elegir y por qué?

En realidad, no es justo dar una respuesta absoluta a esta pregunta. El PVC y el aluminio son dos materiales muy distintos, con diferentes valores capaces de resolver diferentes necesidades. Así que, en primer lugar, siempre os recomendamos dejaros asesorar por un buen profesional de la venta e instalación de ventanas que os pueda ayudar a determinar las características de vuestro hogar y a elegir la opción que os permita disfrutar de la mayor calidad de vida.

Por supuesto, tampoco es justo comparar la mejor y más equipada ventana de PVC con la más simple de aluminio, o la mejor ventana de aluminio con la más simple en PVC.

Dicho esto, queremos ofreceros una completa pero sencilla guía de las características de cada una de estas ventanas, haciendo hincapié en sus virtudes y en sus puntos débiles.

Esperamos que os sea de la máxima utilidad.

 

Comparativa entre ventanas de PVC y aluminio. Qué tener en cuenta

A la hora de decantarse por un tipo u otro de carpintería exterior, hemos seleccionado 6 cuestiones sobre las que nos parece necesario reflexionar para elegir entre ventanas de PVC y de aluminio:

  1. Prestaciones de aislamiento térmico y acústico. ¿Qué material es más aislante y me permitirá disfrutar de un mayor confort y calidad de vida?
  2. Contribución al ahorro. ¿Qué ventana puede ayudarme a ahorrar en la factura de calefacción y aire acondicionado?
  3. Eficiencia energética y respeto ecológico. ¿Qué material tiene un menor impacto sobre el clima y el medioambiente?
  4. Resistencia y durabilidad. ¿Qué sistema se conservará mejor con el paso de los años?
  5. Seguridad en el hogar. ¿Con qué sistema puedo tener mayor tranquilidad?
  6. Posibilidades estéticas. ¿Qué ventana se adaptará mejor al estilo de mi hogar?

Por supuesto, un séptimo punto a considerar sería el precio, aunque no nos parece el aspecto más relevante. Aún así, intentaremos presentar una comparativa razonable.

 

Ventajas de una ventana de PVC respecto a una de aluminio

  • En primer lugar, el PVC es un material 1.100 veces más aislante que el aluminio, por lo que las ventanas de PVC ofrecen un mayor aislamiento térmico y acústico. Esto se traduce en un mayor confort, ahorro y eficiencia energética. Y no sólo por el material en sí, sino que, además, las esquinas de las ventanas de PVC se sueldan herméticamente, no se atornillan, lo que les confiere más solidez e impide que el aire se cuele desde el exterior por ellas.
  • En este sentido, un estudio del Ministerio de Industria Turismo y Comercio del Gobierno de España (estudio) concluyó, tras analizar 14 tipos de ventanas, que las ventanas que más energía ahorran y contribuyen a reducir las emisiones de CO₂ a la atmósfera son las ventanas de PVC.
  • Ahondando en este tema del respeto ecológico y la preservación del medioambiente, el PVC es una resina compuesta en un 57% por sal común, un material prácticamente inagotable y natural. Y es 100% reciclable, algo en lo que además nuestros compañeros de VEKA son pioneros desde 1993, cuando crearon la primera planta de reciclaje de perfiles de PVC en el mundo.
  • El mantenimiento del PVC es muy sencillo: sólo se requiere agua y jabón, gracias a que permanece inalterable a los efectos del clima y la contaminación. Gracias a estas propiedades, el PVC es un material muy resistente y duradero. Una buena ventana de PVC es para toda la vida.
  • Los perfiles de PVC, que se diseñan con diferentes cámaras de aire en su interior para aumentar sus prestaciones aislantes, están reforzados con acero galvanizado para garantizar su solidez estructural y su resistencia. De hecho, las ventanas de PVC Ecoven plus son capaces de alcanzar el certificado de seguridad RC2 garantizando su protección frente a los intrusos.
  • Además, el PVC es un material autoextinguible y difícilmente inflamable, no propaga las llamas y no gotea.
  • El apartado estético era, hace 30 años, el punto débil de las ventanas de PVC, que difícilmente podían escapar del color blanco base. Sin embargo, en la actualidad y gracias al desarrollo de la técnica del foliado, las ventanas de PVC son capaces de imitar a la perfección tanto la madera como el metal, con acabados lisos o incluso texturizados, con un acabado distinto para el exterior y el interior. Además, muy recientemente, VEKA y Ecoven plus hemos lanzado la innovadora y exclusiva tecnología Spectral, ultramate y con un tacto sedoso, que está suponiendo una auténtica revolución en el mercado.

, Ventanas de PVC o aluminio. ¿Cuál elegir y por qué?

 

VER TAMBIÉN: Errores frecuentes al cambiar las ventanas de tu casa

Ventajas de una ventana de aluminio respecto a una de PVC

  • Las ventanas de aluminio surgieron como una alternativa económica a las muy costosas ventanas de madera. A lo largo de los años, se han ido consolidando como una de las opciones preferidas para la carpintería exterior, en competencia directa con las ventanas de PVC, la opción que predomina ya en el resto de Europa.
  • Para mejorar sus prestaciones aislantes, los perfiles de aluminio se pueden equipar con una Rotura de Puente Térmico RPT, una pieza plástica que se coloca entre los exteriores metálicos para reducir las pérdidas de calor y energía incrementando su eficiencia.
  • El aluminio es un metal ligero y muy resistente que, una vez ha sido lacado y preservado del contacto con el agua y el aire, queda protegido de la corrosión y ofrece una gran durabilidad.
  • A nivel estético, las ventanas de aluminio presentan una capacidad de adaptación sin parangón. Se ofrecen en una gama casi ilimitada de colores, maderas y acabados metálicos, bien a través del lacado o bien del foliado.
  • Además, el aluminio es un material muy versátil en cualquier obra, existiendo infinidad de perfiles y sistemas complementarios que lo hacen capaz de adaptarse a todo tipo de tamaños y formas rectas y curvas y resolver los más complejos retos de diseño.

, Ventanas de PVC o aluminio. ¿Cuál elegir y por qué?

 

Valores de transmitancia térmica U entre ventanas de PVC y de Aluminio

El valor U, o transmitancia térmica, es uno de los conceptos que más dudas y engaños han provocado y siguen provocando en este sector. 

Sin querer entrar en aspectos muy técnicos, la transmitancia representa la velocidad a la que la ventana deja entrar y salir el frío y el calor. Por lo tanto, cuanto menor es la transmitancia, mayor es el confort.

Valores U para las diferentes piezas de una ventana

Podemos hablar de valores U de diferentes piezas: la U del acristalamiento (Ug), la U del perfil (Uf) y la U de la ventana completa (Uw).

El acristalamiento siempre suele ser el elemento más aislante de la ventana y, por ello, la U del cristal (Ug) la más reducida. Anunciar la transmitancia térmica del acristalamiento como si fuese la de la ventana completa, con el nombre U quitando el subíndice g, es un engaño al consumidor.

Además, la transmitancia de una ventana terminada depende tanto de su tamaño como de la proporción de cristal, por lo que tampoco se pueden comparar dos Uw sin tener más datos.

Así, por ejemplo, cuando nosotros hablamos de que nuestra Ecoven plus s82, la primera ventana de PVC certificada Passivhaus en España, es capaz de alcanzar una transmitancia Uw de 0,76 W/m2K es porque se realizó una prueba concreta con una ventana concreta de unas características concretas que en un ensayo certificado alcanzó ese resultado.

Pero sabemos que otra ventana Ecoven plus s82, equipada específicamente y en otro contexto completamente propicio, sería capaz de rebajar ese valor. Por eso:

  1. Dos valores Uw no son directamente comparables si no se dispone de más información.
  2. Que una agencia homologada externa (como el Instituto Passivhaus o AENOR) certifique que una ventana alcanza un determinado nivel de transmitancia es la prueba más segura de que dicha ventana merece la confianza.

 

Comparativa de precio en ventanas de PVC y aluminio

Como hemos anticipado, el precio de venta no nos parece el aspecto más relevante en esta comparativa. Un producto no es caro porque su precio sea alto, sino porque no ofrece el valor equivalente que justifica hacer esa inversión.

Además, el precio de venta no recoge ni los costes ni los ahorros futuros. Una ventana con un precio superior puede ser la opción más barata si su coste de mantenimiento es muy bajo y si cada mes nos está ayudando a ahorrar en la factura de calefacción o refrigeración.

Lo cierto es el aluminio es más costoso y menos aislante que el PVC. Por lo tanto, una ventana de aluminio tendrá un precio mayor que una de PVC con las mismas prestaciones. Y si una ventana de aluminio y una ventana de PVC tienen el mismo precio, esta última ofrecerá una eficiencia y un aislamiento térmico y acústico muy superiores.

Hay muchos modelos y marcas de ventanas de uno y otro material pero, por ofrecer una cifra realista, una ventana de aluminio RPT de 70 mm de profundidad puede tener un precio un 30% mayor -o incluso más- que el de una ventana de PVC de la misma profundidad y mismas prestaciones.

Dentro de cada material, las diferencias entre unos tipos de ventanas u otros también pueden ser considerables.

Por supuesto, el precio de una ventana de PVC de origen asiático, con 57 mm de profundidad y 3 cámaras, acristalamiento de un único vidrio y herraje simple, no puede compararse con el precio de una Ecoven plus s82 certificada Passivhaus, con 82 mm de profundidad y 7 cámaras en el perfil de PVC VEKA, triple acristalamiento Guardian y herraje perimetral activPilot de Winkhaus.

Sin embargo, sin duda es más cara la ventana asiática, pues ni puede ofrecer los más mínimos niveles de confort o seguridad en el hogar, ni puede contribuir a ningún ahorro por sus enormes pérdidas de energía, ni va a tener la misma durabilidad.

Y, así, queda respondida la siguiente pregunta...

 

¿Todas las ventanas de PVC son iguales?

No, no todas las ventanas de PVC son iguales. Ni mucho menos.

Una ventana es la suma de los esfuerzos y los valores de muchos actores de una misma cadena de valor. Todos los eslabones deben ser igualmente sólidos para asegurar la calidad del producto final. Una buena ventana mal instalada pierde sus prestaciones.

Una ventana con componentes de escaso valor y dudosa procedencia no puede competir con una ventana de calidad certificada controlada por agentes externos como AENOR.

Una ventana que reúne los mejores componentes de los proveedores líderes (como son VEKA, Winkhaus, Guardian o Somfy), fabricada por una empresa de dilatada experiencia y comprobada solvencia, e instalada por un equipo de especialistas cualificados, es una apuesta ganadora.

Cómo comparar dos ventanas de PVC

A la hora de comparar dos ventanas de PVC, hay que fijarse en una serie de características:

  • Las certificaciones de calidad, eficiencia y seguridad de la ventana: el sello N de AENOR (para la ventana terminada), el certificado Passivhaus o el certificado RC2.
  • La clasificación de calidad de los perfiles: además del sello N (para los perfiles), AENOR, con el fin de garantizar la calidad de los perfiles de PVC, controla en distintos ensayos su nivel de adecuación a la climatología, su resistencia a los impactos y el espesor de sus paredes. La máxima clasificación es S II A.
  • El número de cámaras de aislamiento en el interior de los marcos y las hojas, así como la incorporación de refuerzos internos.
  • La profundidad de los perfiles.
  • La profundidad y el tipo del acristalamiento.
  • Las características del herraje, que puede ser simple o perimetral, con bulones o cerraderos simples o de seguridad.
  • Quiénes son los proveedores de cada uno de estos componentes, que pueden ser pequeñas empresas o grupos globales líderes en su sector.
  • La experiencia y solvencia del fabricante de la ventana y del distribuidor-instalador.

Decimos que Ecoven plus es la ventana de PVC con calidad certificada porque es la única que ha alcanzado el certificado de calidad de producto terminado N de AENOR y la primera en obtener la certificación Passivhaus en España, además de poder alcanzar el certificado de seguridad RC2.

, Ventanas de PVC o aluminio. ¿Cuál elegir y por qué?

 

Además, AENOR también certifica la triple calidad S II A de todos los perfiles Ecoven plus s70 y s82 de PVC VEKA, otorgándoles la máxima clasificación posible.

Esto significa que (S) están adecuados a la climatología severa propia del sur de Europa para evitar la degradación del color y su envejecimiento; (II) superan las pruebas más exigentes de resistencia al impacto; y (A) el espesor de sus paredes exteriores es igual o superior a 2,8 mm, lo que los hace más sólidos, estables y duraderos.

Una ventana de PVC Ecoven plus es para toda la vida.

La gama Ecoven plus s70 tiene una profundidad de 70 mm y dispone de cinco cámaras en marco y hoja, mientras que la gama Ecoven plus s82 tiene una profundidad de 82 mm y dispone de 7 cámaras interiores en marco y 6 en hoja. Ambas series van equipadas con refuerzos de acero galvanizado y pueden soportar un acristalamiento doble o triple, bajo emisivo, control solar, de seguridad o acústico. Del mismo modo, empleamos un herraje perimetral innovador y muy seguro, completamente automatizable.

Nuestros proveedores son los líderes de sus respectivos sectores; grandes grupos globales que ofrecen las más avanzadas e innovadoras soluciones: perfiles de PVC VEKA, acristalamientos Guardian, herrajes activPilot de Winkhaus y sistemas domóticos Somfy.

Nuestra experiencia supera los 50 años y se remonta a 1966. Y todos nuestros distribuidores-instaladores son seleccionados por su experiencia, su profesionalidad y su más que contrastada capacitación para afrontar con éxito los más diversos proyectos de obra nueva y de reforma.



¿Quieres información personalizada y un presupuesto? ¡Contacta con nosotros!

Si quieres contactar con nosotros y recibir información sobre nuestros productos y cómo se pueden adaptar a lo que tú necesitas, deja tus datos aquí y te respondemos lo antes posible:



1 Comentarios

Deja un comentario